domingo, 7 de febrero de 2016

¿Por qué todo el mundo me odia?

¿Alguna vez te has preguntado la razón de esas miradas de desprecio? ¿has sentido el peso de la indiferencia sobre tus hombros?
Pues claro, es que eres una persona abyecta y eso hasta tú lo sabes. No obstante existen ciertos trucos que te pueden ayudar a disimularlo.

A continuación te daré unos consejos para hacer más llevadera tu vil existencia.

1. Si quieres que los demás te quieran, quiérete a ti mismo. Este es el consejo que te dará cualquier persona como tú, y probablemente lo hayas leído cientos de veces en Facebook. Pero lo que nunca te han dicho es que no basta con mentalizarse. Comienza desnudándote y quemando la ropa que llevas puesta, eso eliminará las impurezas que te impiden ser amado y realineará tus chakras. A continuación abre el grifo de tu bañera y deja correr el agua a la temperatura máxima e introduce unas escamas de sosa cáustica. No es necesario llenarla hasta arriba, pero sí lo es echar el bote entero de sosa. Muy importante: si solo tienes plato de ducha, olvídalo. Una vez que tengas la bañera lista deberás introducirte durante 2 horas y 30 minutos aproximadamente a una temperatura de 40ºC, con una piedra pómez frotad bien todo vuestro cuerpo. Pasado el tiempo aclarar con agua helada las veces que haga falta.



2. Perfuma tu cuerpo. Ahora que ya te has liberado de todo el detrito que llevabas encima quizás notes un cierto olor a perro mojado. Busca  una crema hidratante con aromas frutales y aplícala por todo el cuerpo, es importante que no lleve alcohol para que no irrite más tu piel después del baño de sosa. Finalmente busca un buen perfume y aplícalo en puntos claves de tu cuerpo (donde peor apestes).






3. Sal de casa, comienza la aventura. Por supuesto, antes de nada debes vestirte. Busca en Google "ropa normal" para inspirarte. Para salir de casa no olvides tu sonrisa, llévala a todos lados, si alguien te insulta o te intenta vender una dentadura postiza sigue hacia adelante ¡es envidia!. Saluda a la gente aunque no la conozcas y diles algo bonito, algo que no pienses realmente pero que sepas que les hará felices.


4. Reprime tus ideas. Más bien camúflalas, debes seguir las líneas de pensamiento que más se repitan en tu entorno. No lleves la contraria salvo que sea hacia alguien que no piense como el resto, anula tus opiniones. Además, si quieres ser amado por el resto intenta lamer el culo a las personas que profesen más admiración.


5. Comparte fotos en las redes sociales pidiendo me gustas para los necesitados. Si son niños de áfrica, niños con cáncer, niños con enfermedades extrañas o cualquier niño en una situación poco afortunada será más efectivo.



6. Repetir los pasos 1 y 2 a diario.