martes, 11 de noviembre de 2014

Secretos Fecales

¿Crees que sabes mucho sobre tus deposiciones? Bueno, quizás hoy aprendas algo nuevo.

Para empezar tú eres:
  1. Un estreñido: cagas con suerte una vez por semana, y cuando lo haces solo echas dos bolitas.También puede suceder que cuando llegue tu hora te cagues en los pantalones al no estar acostumbrado a este acontecimiento.
  2. Un cagón: no te importa ni cómo, ni dónde ni cuándo ni por qué. Una simple meada puede servirte de escusa para soltar un mojón. A este tipo de sujeto le suele gustar hablar sobre su jornada intestinal.
  3. Uno que caga lo justo: Una o dos veces al día te mantienen satisfecho.
Dentro de las veces que cagas al día tus cagadas pueden ser de varios tipos. Para eso un tío hizo una escala de mierda. En la que la mierda representada en la figura 4 sería la ideal.

A la hora de cagar existen diversos trucos para hacerlo con la máxima perfección. Algunos de ellos son:
  • Tirar papel dentro de la taza para que no te salpique el ojete.
  • Rodear el asiento del inodoro con papel para no estar en contacto con culos ajenos.
  • Cagar en un papel
  • Empapelar el WC
Estas opciones no son para nada ecológicas, yo, personalmente recomiendo cagar de pie apuntando bien hacia nuestro objetivo y no cortar el excremento anticipadamente para conseguir que al limpiarnos el culo hagamos un "perfect" es decir, que el papel salga completamente limpio.

A la hora de hablar sobre jiñar no siempre es propio decirlo con unas palabras tan directas. Para ello existe una larga lista de eufemismos que podemos usar para las veladas más elegantes.
  • Irse de vientre
  • Plantar un pino
  • Darle recuerdos al rey
  • Tener una reunión con el señor Roca
  • Quitarse un peso de encima
  • Descomer
  • ...
Existe una aplicación en Google Play en la que podréis completar vuestro léxico fecal.

Os la podréis descargar en este enlace: Frases para cagar

Sé que este artículo podría ser mucho más completo, pero... he de liberar a un par de rehenes. ¡Nos vemos!